Sensibilidad Dental: la prevención es la mejor solución

La sensibilidad dental es la sensación molesta que percibe una persona en la raíz de su dentadura al recibir un estímulo externo sobre la misma. El estímulo más clásico suele ser un cambio repentino de temperatura, como por ejemplo, sentir molestias al ingerir bebidas y alimentos fríos o calientes.  Otros estímulos pueden ser químicos (sustancias dulces o ácidas) y/o táctiles (presión con los dedos o durante el cepillado). Con el verano el consumo de helados y refrescos aumenta y, por ello, es más común en esta época que descubramos pequeños problemas de sensibilidad dental.

(más…)

Leer Más

Llamar

En cumplimiento de la legislación vigente, si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar