Riesgos de los implantes dentales

Al igual que ocurre con otro tipo de operaciones quirúrgicas, los riesgos a los que se enfrenta un paciente provienen de dos frentes principales: uno derivado de un cuidado postoperatorio no adecuado y, el otro frente, proveniente de una mala planificación o ejecución de la intervención.

En este sentido, se debe aumentar al máximo la precaución, mantener una estricta higiene bucodental y seguir las prescripciones que su doctor le haya recetado. En los días posteriores a la intervención, es necesario mantener un cuidado adecuado y evitar comidas que puedan provocar daños a la encía (recuerde que la misma se encuentra cicatrizándose y se debe evitar cualquier origen de posibles infecciones). Es recomendable una dieta líquida o blanda durante los días siguientes a la intervención, evitar el consumo de tabaco y alcohol, dormir con la cabeza más alta que el resto del cuerpo y no utilizar el cepillo de dientes en la zona intervenida para evitar traumatizarla. También se realizarán algunos cuidados durante las primeras 24 horas como los enjuagues con preparados farmacéuticos o la aplicación de frío para apaciguar el dolor.

Además de estos riesgos inherentes a una operación, existen otros factores que se deben tener en cuenta para minimizar los riesgos de sufrir un rechazo. Estos factores son muy importantes y pueden ser controlados por su especialista y su clínica dental. Entre dichos factores cabe destacar:

  • Enfermedades previas del paciente que no se han tratado debidamente antes de colocar los implantes dentales. Si, por ejemplo, existe una enfermedad periodontal será necesario su diagnóstico previo y su tratamiento hasta conseguir un estado óptimo antes de proceder a un implante dental.
  • Baja calidad de los implantes dentales utilizados. Es importante no escatimar buscando la opción más económica, ya que ello suele repercutir, en muchos casos, en la calidad de los materiales utilizados
  • Una correcta planificación pre-quirúrgica, además de utilizar una adecuada técnica quirúrgica. Es este aspecto es esencial contar con un especialista reconocido y con experiencia en este tipo de tratamientos.
  • Respetar el tiempo de osteointegración (cicatrización de la zona, así como aceptación por el hueso). Cómo hemos reseñado al comienzo, es primordial respetar la zona intervenida y seguir el tratamiento indicado por nuestro doctor.
  • Realizar un diseño apropiado de la estructura del implante, con una correcta distribución de las cargas oclusales. El mayor riesgo de fracaso del implante dental lo constituye un diseño inadecuado de la prótesis que conlleve a sobrecargas oclusales.

Estos puntos indicados debe tenerlos muy presentes ante la proliferación de franquicias y centros odontológicos que minimizan los costes pasándose por alto los puntos anteriormente comentados lo que, en muchos casos, deriva en tratamientos fallidos y con complicaciones.

Recuerde que Gallego Odontología Avanzada, ofrece en este sentido un servicio de la más alta calidad, con tecnología de vanguardia y un equipo humano de reconocida valía a nivel nacional. Además, desde nuestro centro atendemos a pacientes proveniente de otras clínicas con complicaciones derivadas de un tratamiento de colocación de implantes dentales fallido, resolviendo cada una de las situaciones de forma completamente individualizada.