Una vez realizado los diagnósticos previos y, tras el estudio personalizado de cada caso, se propone una fecha para la intervención del o los implantes dentales.

El procedimiento quirúrgico para la colocación de los implantes dentales se suele realizar en el consultorio del dentista, salvo que por circunstancias especiales se requiera realizar en un entorno hospitalario.

Respecto a la preparación para la intervención por parte del paciente, básicamente se restringen a unas medidas higiénicas adecuadas y medidas farmacológicas con el objetivo de minimizar el proceso inflamatorio lógico de cualquier operación y prevenir la aparición de complicaciones infecciosas mediante el uso de antibióticos, antiinflamatorios y antisépticos con al menos un día de antelación a la operación.

Respecto a la intervención propiamente dicha, y según el grado de complejidad de la misma