Las nuevas férulas dentales, están hechas de una resina absolutamente inocua para el organismo, 100% seguro para la salud. Para la fabricación de la férula dental en la consulta se toma un molde de nuestra dentadura y posteriormente se ajusta para que se adapte perfectamente a la misma.