Periodoncia: Lo que no vemos

Que los expertos en odontología repitan una y otra vez que la base de la salud bucodental es una buena higiene bucal no es un capricho; y es que la mayor parte de enfermedades  periodontales pueden evitarse con unos sencillos hábitos de higiene diarios.  La periodoncia se ocupa de todos los problemas derivados de la acumulación de sarro y placa bacteriana en  la línea de las encías y por debajo de ella; visitar al dentista regularmente es la mejor forma de prevenir mayores complicaciones.

ENFERMEDADES PERIODONTALES: DETECCIÓN

Las enfermedades periodontales afectan a los tejidos que rodean al diente y se producen por la acumulación bacterias que se encuentran entre la encía y el diente, formando la placa bacteriana que inflama los tejidos adyacentes. El síntoma más común es el sangrado durante el cepillado o de forma espontánea, aunque en estadios más graves puede aparecer pus en la encía, mal olor o sabor, enrojecimiento, espacios entre los dientes, hipersensibilidad a los cambios de temperatura, movilidad en las piezas e incluso dolor.

periodontitis-difExisten dos grandes enfermedades periodontales: la gingivitis y la periodontitis. Cuando se produce una infección superficial de la encía, con un proceso inflamatorio leve, estamos ante la gingivitis. El sangrado de la encía es la principal manera de detectarlo. Si esta afección no se ataja podría derivar en periodontitis, aunque para que esto se produzca también influyen factores genéticos, el estrés, el consumo de alcohol o tabaco, la patogenicidad de las bacterias, la ingesta de algunos medicamentos, enfermedades como la diabetes o la osteoporosis, así como algunos cambios hormonales como la menopausia o el embarazo. La periodontitis destruye los tejidos del hueso y del ligamento periodontal, lo que puede llegar a provocar la pérdida dentaria y complicaciones irreversibles, además de repercutir en el estado de salud en general.

Las bacterias que producen estas enfermedades se encuentran en la boca de cualquier persona, por ello cuando no se lleva a cabo una correcta higiene bucodental o no se posee una defensa propia eficaz contra su acción, pueden aparecer los problemas. Existen una serie de síntomas que pueden determinar en que fase se encuentra la enfermedad; en la gingivitis, las encías pasan de rosado a rojo, aumentan de tamaño, sangran al cepillarse y duelen levemente; en una fase moderada de la enfermedad, la encía se retrae haciendo que los dientes parezcan más largos e incluso pueden moverse, las encías sangran con facilidad y suele aparecer halitosis y mal sabor de boca. En la fase más grave los síntomas se agudizan, el dolor es más intenso y el sangrado de las encías aumenta, el cepillado se hace por tanto muy complejo agravando así el problema, por lo que  los dientes pueden  terminan por caer.

Las consecuencias de este tipo de enfermedades no solo se pueden localizar en el medio bucal, con la pérdida de piezas y sus efectos estéticos y funcionales sino también en el resto del cuerpo, ya que la presencia de bacterias en las encías puede expandirse a través del torrente sanguíneo y derivar en otro tipo de complicaciones.

periodontograms
Extracto de un periodontograma. El periodontograma está diseñado para representar gráficamente el estado del paciente durante el examen inicial del mismo, a lo largo del tratamiento, al finalizar la terapia y en el proceso de mantenimiento. La realización del periodontograma viene acompañada por el cálculo del índice de placa y de sangrado. Su utilización permite a los dentistas en Gallego Odontología Avanzada idear un pronóstico en cuanto al estado futuro del diente con tratamiento.

CÓMO SOLUCIONARLO: TRATAMIENTOS

Cuando se detecte alguno de estos síntomas, se debe consultar a un experto para que confirme el diagnóstico a través de la evaluación de los tejidos para ver si se ha producido una inflamación superficial o una verdadera pérdida de tejido. Se puede completar el diagnóstico con otras pruebas como radiografías o análisis microbiológicos para identificar las bacterias, e incluso genéticos, para evaluar la vulnerabilidad del paciente a la enfermedad.

El tratamiento de la gingivitis consiste en la limpieza de las bacterias acumuladas en la línea de encías y dientes, con la denominada profilaxis profesional (limpieza bucal), que llevarán a cabo los higienistas o periodoncistas. Además, es importante concienciar al paciente de la manera más adecuada de llevar a cabo una buena higiene bucodental para evitar estas complicaciones.

periodoncia_tratamientoEn el caso de la periodontitis, se realiza una fase de eliminación de las bacterias de las bolsas periodontales mediante un curetaje (raspado y alisado radicular para eliminar la placa de las raíces de los dientes). Si está muy avanzado, en ocasiones es necesario una cirugía periodontal para acceder a las bolsas profundas bajo los dientes e incluso una regeneración del hueso. La periodontitis puede corregirse en estadios iniciales, pero es relativamente sencillo que se haga crónica. Esto se produce cuando avanza hasta perder demasiado soporte óseo y lo más que se puede hacer es detener la progresión de la enfermedad, ya que la pérdida de hueso es difícil de suplir. Lo fundamental en todo el tratamiento es la prevención y un adecuado mantenimiento para conservar el control de la enfermedad a largo plazo.

Lo mejor para prevenir estas enfermedades es una correcta higiene que mantenga a raya la placa dental, pero también las revisiones periódicas al dentista o periodoncista que realice al menos, una vez al año, una limpieza adecuada y que sea capaz de realizar un diagnóstico precoz. En la higiene no podemos olvidar el cepillo y el hilo dental, así como enjuagues o dentífricos concretos para controlar el desarrollo de la placa, herramientas a usar después de cada comida. No se pueden olvidar estos cinco pasos: cepillar encías y dientes, usar hilo dental o cepillos interdentales y enjuagues con colutorios 2-3 veces al día; cambiar el cepillo cada 3 meses y revisiones al periodoncista al menos dos veces al año.

PERIODONCIA EN GALLEGO ODONTOLOGÍA AVANZADA

En Gallego Odontología Avanzada nos esforzamos especialmente  en evitar futuras complicaciones a nuestros pacientes mediante  la prevención. Por eso, desde la primera visita y desde la más temprana edad enseñamos la importancia de mantener una higiene dental adecuada, ya que será la garantía de una vida plena de una de las herramientas esenciales de nuestro cuerpo: los dientes. Para ello, nos encargaremos de prevenir cualquier problema realizando estudios y tratamientos higiénicos con nuestro grupo de especialistas encabezados por  la Dra. Carmen Bernal Ortega, especialista en periodoncia,  en quienes podrá confiar el control y tratamiento de cualquiera de estas circunstancias.

Sabemos que la mejor forma de evitar cualquier enfermedad es prevenirla  y detectarla a tiempo, por eso en Gallego Odontología Avanzada nuestra labor no se centra únicamente en el tratamiento de los problemas bucodentales, creemos firmemente que es nuestra responsabilidad informar y aconsejar a nuestros pacientes en todo momento para mantener su salud dental. Por ello destacamos la importancia de las visitas regulares a nuestros especialistas que puedan orientarles en sus hábitos y adaptarles el tratamiento a sus necesidades en caso de que haya que actuar al respecto.

Una visita a nuestra Clínica puede evitarle futuras complicaciones, deje que le ayudemos a garantizar su salud bucodental para toda la vida.

Deja un comentario

En cumplimiento de la legislación vigente, si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close